Si crees que para practicar sexo anal no tienes que tener en cuenta nada, lo mejor es que leas este artículo porque te traemos una recopilación de buenos consejos para que los tengas en cuenta a la hora de tener sexo anal.

Consejos para practicar el sexo anal

Practicar sexo anal: consejos

El sexo anal es una práctica cada vez habitual, tanto por parejas heterosexuales como homosexuales. Al fin y al cabo, es una forma más de tener placer. Por lo que todo lo que sea disfrutar de las relaciones sexuales, bienvenido sea.

Pero, ¿se puede hacer sin más o hay que seguir unas ciertas recomendaciones? Digamos que, aunque muchas parejas lo hacen directamente, sin tener nada en cuenta, nosotros recomendamos que prestes atención a estos consejos, para que todo vaya bien y de forma completamente segura.

Utiliza preservativo

Nuestro primer consejo es que utilices protección a la hora de tener sexo anal. Es decir, utiliza preservativo. Aunque la mujer no se puede quedar embarazada, es importante para evitar contraer una posible infección, ya que las paredes del ano y del recto y se pueden romper más fácilmente y provocar heridas.

Asimismo, las paredes son tan absorbentes que, la sangre o el semen de la pareja pueden entrar en el organismo mediante la mucosa anal. Por eso es importantísimo utilizar siempre preservativo, aunque sea en parejas de total confianza.

Lubricante específico

Para evitar heridas, es fundamental que la penetración no sea dolorosa. Por ello, es necesario utilizar lubricante, tanto en la parte del ano como también en los dedos y en el pene. Lo mejor es que sea hidrosoluble, para que no se rompa el preservativo. Si se rompe, es mejor cambiarlo al instante.

A menudo se habla de otros lubricantes como la vaselina, pero pueden irritar la zona anal. Es mejor evitarlos y utilizar uno específico o incluso a base de silicona compatible con el látex. Lo mejor que te funcione en tus relaciones.

Preliminares

En el sexo anal es muy importante que existan los preliminares, esa especie de calentamiento antes de tener sexo. De esta forma, se podrá ir trabajando el esfínter para que se dilate, mientras la persona se relaja. El hecho de que inspire y espire le ayudará a que los músculos del ano se relajen.

La confianza también es muy importante, dado que siempre ayuda para que la penetración no sea dolorosa y el sexo anal sea de disfrute para ambos.

Practicar por separado

Aunque las parejas que tengan confianza pueden practicar sexo anal siempre juntas, es recomendable que los comienzos sean en solitario. Es decir, probando con ayuda de los dedos o de un consolador, para saber lo que se siente, si resulta placentero o como dilatar la zona. 

Si resulta cómodo y agradable, tendrás más ganas de probarlo, de experimentar, de dejarte llevar y estarás mucho más tranquilo.

Evita los movimientos bruscos

Una de las claves del sexo anal es evitar hacerse daño. Para ello, es fundamental tener en cuenta todos estos consejos y, por supuesto, evitar los movimientos bruscos. Por ejemplo, si el ano se contrae hay que esperar para sacarlo, o de lo contrario podríamos hacer daño a la otra persona. Es una parte muy sensible.

Experimenta

Otro de los mejores consejos para practicar el sexo anal que podemos darte es que experimentes, probándolo con personas experimentadas, como por ejemplo escorts. Estas chicas son unas expertas y podrás disfrutar como nunca de la experiencia, saber lo que se siente y disfrutar. La mejor forma de saber si te gusta es probando con una profesional, con alguien que domina la técnica.

Ojo con las expectativas

Cuidado con imitar lo que ves en los vídeos, dado que podría no ser del todo real y resultar un poco engañoso o quizás poco recomendable para la pareja. Lo ideal, es que tengas en cuenta todos estos consejos para practicar el sexo anal que te damos, y no te arriesgues a hacerlo sin protección ni de forma brusca.

> ¿Qué se necesita para empezar a tener sexo anal?

Si quieres experimentar y probarlo, solo necesitarás lo siguiente:

  • Un lugar tranquilo y cómodo
  • Lubricante
  • Preservativo

Te recomendamos que empieces siempre poco a poco y de menos a más, evitando ser brusco para no dañar a la pareja. En el caso de que la pareja no consiga relajarse, lo mejor será esperar o dejarlo para otro día. A veces, se necesita tiempo para asimilar esta nueva forma de tener relaciones.

Lo importante es que tengas todo lo necesario a mano y que no te arriesgues, porque el hacerlo sin protección podría ser fatal.

Como te comentábamos, a menudo se cree que no hace falta porque la mujer no se va a quedar embarazada aunque el hombre deposite el semen dentro. El problema pasa por las posibles infecciones.

Siempre es mejor prevenir que curar. Por tanto, estos son los mejores consejos para practicar el sexo anal que podemos darte para que disfrutes como nunca de tus relaciones, de forma divertida pero también segura.

Asimismo, estos consejos son completamente válidos para relaciones sexuales entre las distintas parejas y condiciones sexuales.

Ahora sabes todo lo necesario para empezar a practicar sexo anal. Al fin y al cabo, para todo hay una primera vez y es importante que lo pruebes, para saber si te gusta y siguiendo todos los consejos que te mencionamos.

Si quieres intimidad y te apetece probar y experimentar con nuestras escorts, ¿a qué esperas para reservar tu cita? Disfrutarás como nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú